viernes, 22 de octubre de 2010

El nuevo pelotazo de Eli "Paperboy" Reed



«Explosion». Sin comentarios.

Ya me perdonaréis que no me ande por las ramas. He querido comenzar de una forma dramática por dos razones. La primera es que ese temazo que es «Explosion» merece ser lo primero que se diga de Come and Get It, el nuevo pelotazo de Eli "Paperboy" Reed. Un trallazo que cierra un estupendo trabajo y nos deja con ganas de volver a pulsar el play, como en Roll with You lo hacía «(Doin' the) Boom boom».

La segunda, despejar suspicacias. Cuando un músico irrumpe como lo ha hecho Eli "Paperboy" Reed en el mundo musical, la opinión se polariza. Hay quienes le encumbran (me incluyo) y hay quienes se muestran a la defensiva. Si añadimos el interés de la prensa no especializada por el llamado nuevo soul (algo que los entendidos en el tema suelen llevar mal), el que Eli haya fichado con una multinacional y ciertas declaraciones en las que afirmó que quería algo más producido («con más coros y más arreglos», creo recordar que dijo), comprendo (que no comparto) que existiesen ciertas dudas sobre la calidad del nuevo disco que iba a entregar. Pues no, señores. «Explosion», lo más bestia que Eli ha grabado, es la perfecta muestra de que ni se ha vendido, ni ha rebajado el listón.

Incluso antes de escuchar el disco, habiendo oído muchos de los nuevos temas en directo, era difícil pensar que iba a cagarla. El directo sí que es, y lo digo siempre, el único «pero» que puede achacársele a Eli. Sus conciertos son altamente recomendables, disfrutables de principio a fin y con Eli, siempre, como un elegante y simpático maestro de ceremonias. Pero cuando trata de ser James Brown, o acaso Otis Redding, algo falla. Va mejorando, cierto, pero en determinados gestos le falta un poco de naturalidad y parecen demasiado forzados.


«Name calling», tema nuevo ya habitual en sus directos.

Come and Get It se mueve en los mismos parámetros que Roll with You, incluso las canciones podrían intercambiarse sin que se llegara a notar. ¿Repite la fórmula como una fotocopiadora? Tampoco. Por ejemplo, encontramos gospel («You can run on») y unos coros mejor arreglados que en el anterior disco. Pero el mayor cambio viene en la producción y los arreglos orquestales, que alcanzan su máximo esplendor en «Pick your battles». Algunos echarán de menos la crudeza del anterior disco y le echarán en cara haber pulido demasiado la producción con la vista puesta en la FM. Pues que quieren que les diga. No puedo reprochárselo, dar cierto gancho comercial no me parece un pecado imperdonable. A mí también me gusta mal Roll with You, precisamente, por esa crudeza tan auténtica, pero en este caso la capa de barniz es tan fina que lustra, pero no esconde ni mata los detalles.


«Pick up your battles», la sección de cuerdas toma el protagonismo con todo merecimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡GRACIAS POR COMENTAR!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...